El futuro del periodismo independiente, ¿financiado por la propia audiencia?

PERIODISTAS POR EL MUNDO (MADRID, ESPAÑA). A través de Mashable hemos llegado hasta la historia de Rachel Anderson, una periodista norteamericana que tras cubrir la revolución egipcia, decidió quedarse en la zona para desarrollar su labor, esta vez en Libia.

Hasta aquí, la historia de Rachel no dista mucho de la presentada por cualquier corresponsal de guerra…salvo por una ‘salvedad’: tras perder el respaldo de gobierno americano y la beca que le fue concebida por Rotary Internacional, la joven periodista decidió ‘buscarse la vida’ para poder terminar el trabajo que empezó con la revolución del pueblo libio.

Pero, ¿cómo conseguir fondos sin un medio de comunicación detrás? Al igual que en otros ámbitos profesionales, Anderson tiró de una conocida plataforma de co-funding (Kickstarter), donde posteó su caso: necesita 30.000 dólares para cubrir sus gastos básicos durante las 8 semanas que pretende permanecer en el citado país árabe. Por el momento, y en el momento en el que escribimos estas líneas, aún está lejos de conseguirlo (apenas ha recaudado un 10% de la citada cantidad).

Pero, ¿qué consiguen los ‘donantes’ de Anderson? En principio, según la aportación, podrán tener acceso a un newsletter semanal, imágenes en alta resolución o incluso charlas con los líderes de la revolución Libia. Sin embargo, el trabajo de esta periodista va más allá: dedica cerca de 10 horas a promover el periodismo ciudadano, enseñando a un grupo de 15 libios y libias técnicas básicas para hacer llegar su mensaje a nivel global.

La única duda que nos asalta es si funcionaría este modelo en el mundo hispanohablante, ¿alguien se anima a probar?

Un pensamiento en “El futuro del periodismo independiente, ¿financiado por la propia audiencia?

  1. Pingback: Periodista americana financia sus reportajes en Libia a través de la audiencia

Deja un comentario